El irrespeto al artista comienza cuando le piden que regale su trabajo

José Campos Biscardi

El irrespeto a los demás Grupos de Teatro, es cuando un Grupo acepta trabajar GRATIS

EL DESVÁN DE TALÍA



lunes, 18 de junio de 2018

Fotos 8-6-2018 MÁSQUELUZ 2



LA MUERTE Y LA DONCELLA

FOTOGRAFÍAS 


MÁSQUELUZ

























www.masqueluz.net








Fotos 8-6-2018. MÁSQUELUZ 1



LA MUERTE Y LA DONCELLA

FOTOGRAFÍAS 
(representación)

MÁSQUELUZ






















www.masqueluz.net












domingo, 10 de junio de 2018

Crónica de un estreno





Después de nuestro último estreno, en la temporada 2015-2016, del cual han pasado ya dos años…, acabamos de estrenar nuestra primera obra desde nuestro regreso, hace ahora un poco más de 3 meses, “La muerte y la doncella”, apuesta arriesgada para un regreso, pero montaje por el que yo, como director, aposté por él hace ya algunos años, y no encontré mejor momento que abordarlo, en este nuestro regreso a las tablas.

Me decidí por el aún a sabiendas de que no tenía gente en el grupo para ello, me puse manos a la obra y estuve un mes más o menos, buscando los candidatos idóneos para poner en marcha el proyecto.

Uno de los actores le conozco prácticamente de toda la vida y ya ha colaborado bastantes veces conmigo en proyectos variados, es de esos actores que a pesar de dedicarse a ello como profesional, no se le caen los anillos por colaborar con un grupo amateur como es el nuestro. Cuando le dije el título de la obra, ni se lo pensó. Gracias una vez más Javier Páez.


A Elordi García, la conocí en un casting que hice para actrices de diferentes edades, para este y otros papeles en otros montajes que están empezados, en cuanto la vi en acción, supe que era la actriz idónea para el papel de Paulina Salas.



El tercer actor en discordia, para el papel de Gerardo Escobar, tuve más problemas para encontrarlo, en el casting que hice encontré a un par de actores que podían haber encajado a la maravilla, pero por tiempo, no pudieron comprometerse, y de buenas a primeras se me ofreció a través de un email, Antonio Gutiérrez, un actor que ensayaba en el mismo sitio que nosotros, con otro grupo, y que no estaban haciendo nada, había visto nuestro anuncio de casting, me escribió, le hice una prueba e inmediatamente, supe que era él.




Con el elenco ya completo, empezamos con los ensayos,  y prácticamente desde el primer ensayo, supe que no iba a haber ningún problema, con ellos, la obra les encantó a los tres, y se entregaron a fondo, de forma que en un mes, 8 ensayos, la obra ya estaba montada, por lo que íbamos tranquilos, puliendo defectos, marcando situaciones nuevas, etc…, hasta que nos quedó un mes más o menos para el estreno. Ahí empezaron los nervios, para todos, ellos pasaron de la seguridad, a fallar más de lo normal, cosa que hasta entonces no había ocurrido, pero es lo normal en estos casos, cuanto más cerca está el momento de estrenar, mayores son los nervios.

Yo como director, era el más atacado, aunque no lo exteriorizaba, más que nada para darles tranquilidad a ellos, pero hasta el día del estreno, tuve que trabajar con problemas que iban surgiendo, y que algunos se solucionaron y otros hubo que improvisarlos el mismo día del estreno.

Como 15 minutos antes de comenzar la función, salí a dar una vuelta para relajarme, debido a todo el estrés acumulado, de los últimos días y de las últimas horas, y si lo llego a saber, de verdad, no salgo, mi decepción fue enorme, no sé cuantas personas estaban esperando para entrar, pero si digo 30, creo que serían demasiadas, el bajón que me dio creo que todavía hoy, tres días después, lo estoy acusando.

Cinco minutos antes de empezar, salí en dirección a la cabina de luces y sonido, para dar las últimas instrucciones y la cara de repente me cambió, había medio aforo completo y la gente no paraba de entrar. 
Cuando empezamos, sobre un aforo de 270 butacas, habría unos 250 espectadores, los cuales se entregaron desde el primer momento con sus silencios, como corresponde a este tipo de obras y se podía palpar en el ambiente que durante la representación estuvieron tan metidos en la obra y en lo que en ella se decía, que no se oía ni una respiración, ni un comentario.

Desde el momento de encender las luces, los nervios se quedaron ya aparte y tanto los actores, como el equipo técnico, y yo, como director, nos limitamos a disfrutarlo, cada uno en su parcela, al final llegó el gran premio en forma de aplausos y bravos, que cada uno de nosotros lo encajaría de una forma diferente, supongo, pero yo como director fue el premio a dos años de inactividad y tres meses de duro trabajo, un trabajo, para mi bien realizado por todos, desde el primero al último.

No me queda más que agradecer, lleno de orgullo, a Elordi García, Antonio Gutiérrez y Javier Páez, el grandioso trabajo realizado para que este proyecto saliera a la luz; a nuestro Director Técnico Jaime David, por su trabajo desarrollado en el aspecto técnico a través de MÁS QUE LUZ (Colaborador oficial) y la grabación de video del ensayo general; a nuestra actriz Patricia Alfaro y colaboradora de MÁS QUE LUZ, por las fotografías que saco tanto del ensayo general como del estreno y agradecer a (Iván) TARUMANTE FOTO (Colaborador en este montaje) por las fotografías tanto del ensayo general, como del estreno, así como la grabación de video que hizo del ensayo general.

Agradecer a la Dirección del Centro Cultural Valdebernardo, una vez más, las facilidades que siempre nos han dado y nos siguen dando, para llevar a cabo nuestros proyectos.

Y por último, agradecer y de todo corazón al público, el que acudió al estreno, y el que acudirá a próximas representaciones y nuevos montajes, allá donde vayamos, porque gracias a sus aplausos nos dan las fuerzas suficientes, para seguir ilusionados en este difícil mundo que es el teatro, lleno de muchos sinsabores pero también de tantas satisfacciones…

Todo esto lo pensé, cuando ya no quedaba nadie más, el teatro vacío, con los focos apagados, el escenario desnudo, las luces apagadas, y ahí estaba yo, solo, sentado en una butaca, hundido en ella, mirando al vacío, descargando todos los nervios y peso que había acumulado en los últimos días, me imagino que con cara de cansado, pero al mismo tiempo de satisfacción por haber contribuido, con nuestro pequeño grano de arena a que la magia del teatro continúe.

Después de tres días, ya estoy pensando en los siguientes montajes que estamos ensayando “Gracias abuela”, “A este lado de la línea” y retomando “Cinco horas con Mario”.

Que la magia continúe...


Manuel J. Esquinas
Director

COLABORADOR OFICIAL

MÁS QUE LUZ


COLABORA EN MONTAJE

TARUMANTE FOTO





sábado, 2 de junio de 2018

Estreno: La muerte y la doncella



LA MUERTE Y LA DONCELLA 


ESTRENO 




El Desván de Talía, después de casi dos años fuera del circuito, al regresar en el mes de marzo, nuestros esfuerzos  han ido dirigidos solo en una dirección: El estreno.

Han sido tres meses de arduo trabajo, codo con codo entre los tres actores y el director, tres meses tranquilos pero que según se va acercando el día, los nervios están más a flor de piel, pero con la  satisfacción del trabajo bien realizado.

El estreno va a ser en:




Centro Cultural Valdebernardo 

Bulevar Indalecio Prieto 21 

Día 8 de junio a las 19horas

Entrada libre hasta llenar aforo  (270 butacas)


Cómo llegar:

METRO:      Línea 9. Estación de Valdebernardo 
AUTOBUS: Líneas 8, 71 y 130.







COLABORAN


COLABORACIÓN OFICIAL 

MÁS QUE LUZ


COLABORA EN ESTE MONTAJE 

TARUMANTE FOTO